miércoles, 14 de septiembre de 2016

Published 9:23:00 by with 0 comment

Perfeccionismo: ¿Por qué y como afecta a una persona?

Intentar hacer las cosas lo mejor posible, ya sea en el ámbito personal o profesional no tiene nada de malo. Ahora bien, en ocasiones este ansia puede rozar el extremo del perfeccionismo y esto sí nos puede generar consecuencias negativas, un malestar tanto a nivel individual como en las relaciones con los demás. 
Una persona perfeccionista es aquella que nunca logra ver cumplidas sus expectativas en sus metas y objetivos. Vive con una sensación de que debe rendir más del 100% en todo lo que hace, lo que es físicamente imposible. Este deseo de alcanzar la perfección en todo lo que hacen genera que se pongan objetivos y metas alejados de la realidad y que por tanto lo más probable es que no consigan, generando una importante frustración y una sensación constante de insatisfacción consigo mismos. Es por tanto la creencia de que se debe alcanzar la perfección en todo lo que se haga desde el minuto cero. Incluso a pesar de saber que esto no es factible, las personas perfeccionistas se exigen a sí mismas este grado de desempeño y pueden llegar a ser brillantes en lo que hagan, pero con una importante ansiedad y sufrimiento acompañante.
Por lo general, alguien perfeccionista tiende a serlo desde la infancia, tal vez en el ámbito de los estudios y generalizando a los demás aspectos de su vida cotidiana y su día a día a medida que crece. Independientemente de cómo se manifieste, es en esta etapa vital cuando la persona perfeccionista comienza a desarrollar este rasgo.  A lo largo de su vida, probablemente haya aprendido que obtenía valoración de los demás por sus logros y no por sus cualidades personales. Es posible que en su ambiente cercano los fallos no sean bien tolerados y se conciban como algo terrible. En este contexto, el ambiente familiar influye directamente. Si la dinámica que mantiene el núcleo familiar es muy rígida y/o autoritaria, si existe una tendencia al perfeccionismo en alguno de los padres (o ambos) es normal que al final la persona perfeccionista resulte serlo: ya que lo ha aprendido desde la más tierna infancia en su hogar y es el patrón normal de comportarse. Si además a esta persona sólo se la elogiaba por sus éxitos y no recibió aprobación si no lograba un éxito importante, buscará el perfeccionismo ya que de lo contrario tiene la sensación constante de estar fracasando. Personas que hayan sufrido algún tipo de acoso también pueden tender al perfeccionismo como modo de lograr la aceptación.

Una vez formado este rasgo, el perfeccionismo extremo generará consecuencias psicológicas negativas en la persona. Partiendo de la tendencia comentada a marcarse metas u objetivos que en muchas ocasiones son irracionales, se toparán por tanto con lo que considerarán fracasos. Ya que no cumplen nunca o casi nunca sus propias expectativas, a pesar de haber invertido un número de horas al día enorme (y pudiendo dejar de lado su vida personal), no perciben apenas éxitos o satisfacción con lo que hacen en su día a día. Esto genera una importante frustración y presión, convirtiéndose en un obstáculo para lograr metas más asequibles. Rechazan cualquier mínimo error y además cualquier fallo lo achacan a su propia valía personal, de modo que afecta a su confianza, seguridad y autoconcepto.
Como se podría incluso intuir, una vez una persona entra en este círculo podrían comenzar a aparecer ansiedad y depresión. Pero además se marcará por una importante rigidez e inflexibilidad a nivel cognitivo que les lleva también a la frustración. Ya que desde esta concepción las cosas tienen que ser siempre de una misma manera y esta manera será siempre la ideal, no aceptarán “parecidos”. El perfeccionista además querrá tenerlo todo controlado, impidiéndole disfrutar del día a día y retroalimentando esa emocionalidad negativa.
El perfeccionista es probable que lo sea también para con sus relaciones personales. Tendrán la tendencia a querer decir siempre lo correcto, actuar de modo apropiado, no quedar mal nunca y no cometer errores con los demás, lo que generará importante ansiedad. Si esto se produjese, tiende a anticipar o temer el rechazo de los demás, reaccionando de manera desproporcionada a las críticas y frustrando tanto a los demás como a sí mismo. Además con frecuencia tienden a exigir a los demás estándares tan altos como los que a sí mismos… Siendo poco tolerantes y demasiado críticos.

¿Cómo piensa un perfeccionista?
Habiendo abordado brevemente cómo se “forma” y en qué consiste ser perfeccionista, cabe hablar sobre cómo piensan estas personas. En primer lugar, tienen pensamientos relacionados con un miedo irracional al fracaso, creen que no valen si fracasan y no lograr la perfección desde el principio es procesado como tal. Tienen un intenso miedo a cometer errores, porque supone un fracaso. Pero además se incluye un componente de miedo a la desaprobación de los demás, la gente perfeccionista percibe que serán rechazados si cometen estos errores.
Van a pensar en términos dicotómicos de todo o nada: no tendrán en cuenta los puntos intermedios. Y además basan su vida en cosas que deberían estar haciendo o cumpliendo (debería gastar menos, debería tener un trabajo mejor, debería estar a la altura). Por último, tenderán a pensar que los demás tienen más éxito y con más facilidad que ellos mismos, y que no cometen errores, incluso si se trata de personas muy exitosas y esta creencia no se fundamenta en nada real.
Por todo lo anterior, podemos concluir que el perfeccionismo genera un círculo vicioso. Genera a la persona buscar cumplir expectativas para consigo mismo que no podrá conseguir, con ideales y pensamientos de perfección, generando frustración, inseguridad y baja autoestima. Eso no ayudará a alcanzar esas metas que ya eran complicadas y retroalimentará la emoción anterior. Además, influirá también en sus relaciones personales: anticipa o teme el rechazo de los demás, reacciona desproporcionadamente a las críticas y genera frustración incluso a las demás personas. Como añadido, puede que exijan si tienen que trabajar  con otras personas los mismos estándares que se marcan a sí mismos, entorpeciendo la relación con los demás.

¿Qué puedo hacer si me identifico como perfeccionista?
El perfeccionismo excesivo puede requerir de atención profesional cuando se lleva al extremo en algunas personas, ya que a nivel emocional les habrá repercutido. No obstante, en el día a día una persona con cierta tendencia al perfeccionismo puede hacer cosas para no caer en el círculo vicioso del que hablamos con anterioridad. Algunas pautas a seguir en este tipo de personas pueden ser:
  • Establecer metas razonables y realistas. Debemos ser realistas a la hora de establecer nuestros objetivos. No podemos pretender alcanzar la perfección desde el minuto cero, por lo que debemos hacer un ejercicio de objetividad y examinar qué es realista de acuerdo con nuestras capacidades y necesidades personales.
  • Establecer metas sucesivas de un modo secuencial, paso a paso. Cuando tengamos un objetivo en mente, en lugar de buscar lograrlo ya, identificaremos todas las sub-metas a las que tendríamos que llegar para lograrlo. Cada vez que se alcance una, poner algo más que hacer por encima pero dentro del realismo.
  • Mentalizarnos de que no siempre podemos ni dar el 100% ni obtener un éxito del 100%. Establecer diferentes niveles de ejecución y éxito para las diferentes tareas, de modo en el que seamos honestos con nosotros mismos y veamos que no podemos ni necesitamos dar lo mejor de nosotros mismos en todo. No todo se nos puede dar bien.
  • Centrarnos en el propio proceso de lo que hagamos más que en el resultado. Ir evaluando el éxito en función de las mejoras y del disfrute de hacer y no únicamente en función del éxito o logro final.
  • Analizar cómo nos sentimos y qué quiere decir. Identificar exactamente qué ocurriría si no logramos el éxito o a que le tenemos miedo realmente.
  • Por último, y en relación con lo anterior, afrontar los miedos que identificamos. ¿Tan terrible sería que ocurriese aquello a lo que le temo? ¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿Qué probabilidades reales hay de que ocurra? 

Read More
      edit

Artículos publicados